Horarios

Mié.Sep.23 12:00 AM EDT
Vie.Sep.25 12:00 AM EDT
Sáb.Sep.26 12:00 AM EDT
Mar.Sep.29 12:00 AM EDT
Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.03 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Foto: AP

Martín Onti: La Resignación de Alonso

MADRID, España.- Deberíamos reconocer en Fernando Alonso esa paciencia necesaria para sobrellevar momentos de tanta frustración como la que se acompaña desde que es piloto de McLaren-Honda. No podría salir frontalmente en su contra, a pesar de tener mis dudas a la hora de sacar conclusiones y tener que aceptar una razón que no pasa por otro eje que no sea el mercantil, para justificar que pueda mantenerse en ese comportamiento de tanta serenidad colindante con la resignación.
 
 
 
 
Lo acontecido este fin de semana en el circuito de Sakhir, ya pasa a ser una burla en si misma, y también el comportamiento de su escudería. Aspirar a terminar la competencia no puede ser el rédito a perseguir por un campeón del mundo que aún posee ese espíritu de lucha amparado en sus comprobadas aptitudes técnicas de conducción.
 
Cuando la semana pasada, previa al Gran Premio de Bahrein, el mundo de la Fórmula 1 se enteraba de la decisión, aparentemente conjunta entre el piloto asturiano y la casa de Woking, de que Alonso se escaquearía el Gran Premio de Mónaco por acudir a las 500 Millas de Indianápolis en su lugar, las opiniones quedaron tan dividas entre los pro y contras de la medida, que en un momento todo se resumía a estar de acuerdo con una postura más visceral que racional.
 
Pero, por lo visto, y tras la tercera prueba del campeonato mundial de F1, tales posturas se unen en un vértice pétreo de justificaciones que acompañan a un hombre que ha debido recurrir a altos grados de sumisión y aceptación para continuar sus resignada conducta para no sucumbir al ostracismo del que sacarán en Mónaco al inglés Jenson Button, para reemplazar justamente a su ex coequiper español.
 
 
 
 
Un nuevo y esperado abandono, esta vez a una sola vuelta del final, le impidió al bicampeón mundial Fernando Alonso llegar a la meta ‘triunfal’, aunque en posiciones sin puntuación, pero con esa premiación sin sustento de conquista que McLaren-Honda transforma en un logro especial si logra concluir un gran premio bajo estas paupérrimas condiciones técnicas de sus coches, con la que muy poco pueden hacer sus pilotos.
 
No se me ocurre pensar en ninguna otra excusa, ni lógica ni rebuscada, a la que referirme, para explicar el por qué Alonso ‘huye’ desesperadamente a Indianápolis. Con sólo repasar el sufrido peregrinar del asturiano por la máxima competencia del automovilismo mundial estos últimos años, nos debería alcanzar para no hacer preguntas que a esta altura quedan sobradamente de más.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!