Horarios

Mié.Sep.30 12:00 AM EDT
Jue.Oct.01 12:00 AM EDT
Mar.Oct.06 12:00 AM EDT
Mié.Oct.07 12:00 AM EDT
Vie.Oct.09 12:00 AM EDT
Sáb.Oct.31 12:00 AM EDT
Sáb.Nov.07 12:00 AM EST

Martín Onti: Con ironía de por medio

MADRID, España.- Terminó a dos vueltas del líder Lewis Hamilton, en una duodécima posición que no es a la que nos tenía acostumbrados el bicampeón mundial Fernando Alonso en tiempos ya muy pasados. Sus declaraciones para un novel periodista deportivo podrían sonar a conformismo, pero, no era a lo que se refería el piloto asturiano cuando tras el Gran Premio de España decía "Estoy contento de cómo ha ido el fin de semana de todas maneras. Ayer sábado pude hacer una vuelta súper y hoy domingo mi coche ha acabado sin problemas mayores. Así que pasito a pasito", sino más bien sonaba a pura ironía producto de la impotencia".

No es fácil de comprender el comportamiento no sólo de Alonso, sino de todo el cuerpo técnico de McLaren-Honda cuando aceptan la realidad por la que atraviesa el equipo de Woking. El  director deportivo, Eric Boullier, y el director ejecutivo de McLaren, Zak Brown, prefieren a esta altura no hacer más comentarios que los que demanda la buena atención a los medios de prensa para no quedarse en un silencio sepulcral, que es lo que correspondería dadas las circunstancias.

Fernando Alonso en cambio, más expuesto a la obligación de poner palabras sobre los hechos, ha decidido tomárselo con tranquilidad y usa la ironía, habitual en él, para lidiar con lo que parece ser una situación insostenible para alguien que, atrapado en un callejón sin salida, no tiene otra alternativa más que continuar un camino inmodificable.

En McLaren-Honda se ha arribado a un punto en que nadie tiene explicaciones para justificar la debacle en la que se encuentra, más aún esta temporada en que haber terminado su primera carrera es para su gente un elocuente motivo de festejo. La algarabía en boxes, que mecánicos y allegados cercanos a la casa de Woking trasuntaban entre sonrisas truncas por haber completado una prueba, se correspondía con el paseo de Alonso, tras la competencia, con una bandera española como si de algo dignificante se tratara.

El piloto asturiano, que dice sarcásticamente haber aprendido este año a girar a altísimas velocidades en un óvalo, y en un bólido de carrera, ya va camino a Indianápolis para correr allí las famosas 500 millas el venidero 28 de mayo, donde quizás encuentre parte de esa gran cantidad de incentivos que ha ido perdiendo en sus últimos años en la F1 a bordo de coches que él mismo eligió pilotar.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!