Horarios

Dom.Oct.31 2:30 PM EDT
Sáb.Nov.06 12:00 AM EDT
Dom.Nov.07 1:30 PM EST
Dom.Nov.21 1:30 PM EST
Fernando Alonso correrá las 500 millas de Indianápolis

Martín Onti: Alonso enciende los ánimos

MADRID, España.- Si alguien conoce de sonidos de motores en la Fórmula 1, pocos deberían ser más expertos que Fernando Alonso. El piloto español ha centrado tantas esperanzas en el encendido de su nuevo motor Renault en su monoplaza McLaren, que hasta el más desconfiado de sus seguidores ha comenzado a destapar las banderas de ilusión a las palabras del asturiano, sobre todo de cara a la próxima temporada en la máxima categoría del automovilismo mundial.

Este febrero será la presentación pública de los coches de la casa de Woking en la que se espera, a manera de principal deseo, que nazca una nueva máquina con visión de promisorio futuro en cuanto a resultados, algo que los pasados años con motores Honda, como propulsores de sus unidades, no les pudo dar. 

Las declaraciones de Alonso, con una muy buena dosis de confianza en la fábrica gala, hacen pensar en una temporada positiva para McLaren después de haber sufrido lo indecible las pasadas campañas. Más aún pensando que desde que el motor japonés alimentara los bólidos ingleses la productividad de los mismos fuese un verdadero despropósito carreras tras carrera, hasta el punto de rebalsar el vaso de la paciencia de propios y extraños en todo el ambiente de la F1. 

Sin embargo, y resucitando inclusive la vieja y gloriosa relación de Fernando Alonso con la fábrica de motores franceses, uno no puede descansar en que todo será placentero en McLaren porque el piloto español ya no es el mismo que aquel bicampeón joven y batallador que solía ser, muy a pesar de su reconocida experiencia en este deporte.

Una nueva temporada significa un nuevo comienzo y esto se transforma en rejuvenecidas esperanzas para todos aquellos que madrugábamos, hace ya algunos años, para seguir a un hombre que dudo tenga hoy los mismos sólidos incentivos que cuando corría bajo las directivas de su amigo Flavio Briatore.

Además, la concentración disipada del piloto español en tantas otras categorías -Las 500 Millas de Indianápolis y Le Mans, si no se le ocurre alguna otra- podría pasarle factura a la hora de demostrar la dedicación exclusiva que un profesional debería tener en la F1. Motor nuevo, colores nuevos y temporada nueva no son sinónimos de éxito, máxime cuando ya los objetivos quedan tan mezclados en la búsqueda de logros inmortales que la veteranía amenaza seriamente a sus ya casi 37 años de edad.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!