Así se veían las grandes estrellas de los Olímpicos