Horarios

Martín Onti: Frustración y lucha

SINALOCA, México.- Ambas deben ir de la mano y ambas deben ser inseparables. En cuanto se desestime la lucha, el paso siguiente apunta directamente a la pérdida irreparable del sentido que tienen las cosas en la vida, por más pequeñas que estas sean. Nadie queda exento de sufrir frustraciones en este mundo. Es algo que no tiene alternativas, tarde o temprano sucederá en la vida de cualquier persona, sin embargo, lo importante es poder tener la fuerza interna suficiente para sobreponerse al varapalo y vencer la adversidad.

Es difícil asegurar el poder de la gente para lograr la superación personal. Eso está en cada uno y no es tangible desde la óptica ajena. Hay muchos casos dentro del fútbol, ya que tratamos este tema, para ejemplificar un capítulo de la vida de los deportistas que hace a su triunfo o a su derrota.

De Diego Armando Maradona es muy poco lo que futbolísticamente se pude agregar que el universo del balón no lo conozca. Indefectiblemente todos sabemos que es imposible hablar de quien es posiblemente el mejor jugador del mundo a través de la historia, con permiso de Alfredo Di Stéfano, Pelé y Johan Cruyff, sin enlazar los aspectos secundarios de su vida. Eso es sencillamente una tarea que jamás podrá llevarse a cabo, sobre todo por la excéntrica personalidad del astro argentino.

Es México el próximo paso del conflictivo deportista en un peregrinaje que contempla sus frustraciones y sus luchas personales. He conocido gente en estados críticos a quienes se les hace imposible el día a día y uno no comprende sus procesos de superación, como tampoco entiende en otros el desencadenamiento de finales inesperados.

Dorados de Sinaloa, aquella institución de Culiacán en la que terminó sus días como futbolista Josep Guardiola y que se desempeña en la segunda división del fútbol mexicano, es el centro de la atención mediática en estos días. Allí ha ido a parar Diego Maradona en su nueva aventura de entrenar un equipo de fútbol que le sirva como motivo de lucha para la subsistencia de una imagen tan controvertida como la suya.

No podemos, bajo ningún concepto, hacer otra cosa que apoyar a un luchador con sus armas, con su instinto, con la capacidad que le compete y con el espíritu guerrero que alguna vez demostró. No debemos juzgar por anticipado una gestión que sólo el tiempo dirimirá.

La vida también es esto. El fútbol azteca, como en el ’86, le da una nueva y maravillosa oportunidad a Maradona para volver a luchar y vencer una frustración de la que nadie está ajeno. Dorados de Sinaloa encuentra nombre propio dentro del contexto futbolístico mundial y Diego una batalla más para derrotar al enemigo en su propio fuero.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!