Estados Unidos seguirá siendo el rey del medallero en Río