Horarios

Sáb.Ago.07 5:55 PM EDT
Dom.Ago.15 1:30 PM EDT
Mié.Ago.18 9:00 PM EDT

Europa League: El Liverpool le clava los primeros clavos al Manchester United

LIVERPOOL, Inglaterra.- El Liverpool se sacudió de su negro pasado reciente contra el Manchester United y sacó una ventaja que si bien no tiene la eliminatoria sentenciada, deja a Jürgen Klopp con un exquisito sabor de boca tras haberla catalogado como "la madre de todos los partidos". Un 2-0 que le va a permitir manejar a su antojo el encuentro de vuelta el próximo jueves en Old Trafford y que premia lo vivido hoy en Anfield.
 
En el primer tiempo el Manchester United fue prácticamente un fantasma que deambuló por la cancha y se limitó a presenciar cómo el Liverpool circulaba la pelota de un lado para otro a base de toques rápidos y de primera intención.
 
Los laterales del conjunto local subían sin tapujos y sin temor a dejar espacios libres a sus espaldas pues el United era prácticamente inofensivo. En una de esas cabalgatas, Nathaniel Clyne fue agarrado y trastabillado en la entrada del área por Memphis Depay y el árbitro marcó el penal. David de Gea rozó el lanzamiento, pero Daniel Sturridge la mandó al fondo de la red.
 
 
De Gea tuvo que reaccionar dos veces bajo los palos, primero para tapar a Coutinho y luego para rechazar un potente remate a boca de jarro de Adam Lallana. Cuando el arquero español salía en largo buscando a Anthony Martial, pocos segundos después el Liverpool ya tenía de nuevo la posesión del esférico.
 
Van Gaal cambió radicalmente su esquema en el medio tiempo. Sacó de la cancha a Marcus Rashford, introdujo a Michael Carrick y pasó a jugar prácticamente con tres centrales (Carrick entre Smalling y Rojo) en un desesperado intento por no sufrir tanto en el fondo, recuperar la pelota con mayor facilidad y propiciar una salida más prolija.
 
El invento de poco funcionó. Aunque el Liverpool ya no podía penetrar con la misma facilidad, el Manchester United seguía siendo inocuo en ataque.
 
 
Klopp sacó a Sturridge a los 64 minutos y le dio espacio a Joe Allen, poblando su centro del campo y resignándose un poco a conseguir una ventaja mayor. Si lo que deseaba era sólo darle descanso a su delantero centro, bien podría haberlo sustituido por otro similar, Divock Origi o Christian Benteke.
 
Quizás con lo que nadie contaba era con un grosero error de Michael Carrick en el fondo que le permitió a Adam Lallana entregarle la pelota a Roberto Firmino y un suave toque de este logró rebasar a de Gea. El brasileño anotó por tercer partido consecutivo.
 
 
Si el Manchester United no tuvo la solvencia para acercarse en el marcador cuando lo separaba apenas un gol, ahora su moral estaba aún más herida para conseguirlo. Van Gaal intentó “proteger el resultado” y sacó de la cancha a Juan Mata, quizás para darle un respiro antes del partido contra el West Ham por la FA Cup el domingo.
 
Se rompió así la seguidilla de cuatro victorias consecutivas del Manchester United sobre el Liverpool y la eliminatoria se queda lo suficientemente abierta como para esperar otra noche europea de leyenda en el Teatro de los Sueños. ¿Será acaso una velada de pesadillas? ¿Otra más?
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!