Chicharito y el Leverkusen buscan una noche mágica para seguir vivos en Europa

LEVERKUSEN, Alemania.- El Villarreal afronta el duelo de este jueves ante el Bayer Leverkusen, de la Europa League, con la ventaja del 2-0 de la ida de octavos de final y la confianza en su potencial ante un rival que se aferra a la posibilidad de un milagro para continuar en el torneo.

"Queremos lograr algo grande", manifestó el meta Bernd Leno, que en la ida evitó in extremis con una gran parada el tercer gol del Villarreal que le hubiera puesto las cosas todavía más complicadas al equipo de las aspirinas. "Si alguien puede lograr una remontada así, somos nosotros", dijo, por su parte, el delantero Julian Brandt.

Sin embargo, la trayectoria reciente del Leverkusen y el parte médico generan dudas, al margen del obligatorio ejercicio de optimismo que se observa en la plantilla. El domingo el Leverkusen logró imponerse por la mínima al Hamburgo pero si esa victoria fue un bálsamo se debió ante todo a que el equipo llevaba cuatro partidos sin ganar.

En cuanto a bajas, la última mala noticia es la baja del central Ömer Toprak, que sufrió un desgarre en el partido contra el Hamburgo. Además, faltará el lateral derecho Tin Jedvaj por sanción, lo que obligará al entrenador Roger Schmidt a recurrir a Benjamin Henrichs, un canterano de 19 años. Pese a todo, Schmidt sostiene que su equipo no está eliminado y confía en los goles de Chicharito para revertir la situación. "En casa -ha dicho- somos capaces de lograr algo extraordinario".

A su vez, el Villarreal acude a Alemania con la tranquilidad que le dan los dos goles logrados, y sobre todo el no haber recibido ninguno.

Los de Marcelino García Toral esperan hacer valer su potencial defensivo, con el que controlar el partido y a partir de ahí buscar aprovechar los espacios que pueda dejar su rival a sus espaldas, un planteamiento muy parecido al que ya hicieron en El Madrigal, y que tan buenos frutos les dio.

Sin embargo, el Villarreal llegan al partido en un momento de dudas al acumular dos derrotas consecutivas en Liga y con cuatro goles recibidos en el encuentro disputado en el Sánchez Pizjuán, una racha que esperan poder frenar en este partido. Esta temporada han sido muy pocos equipos los que han sido capaces de marcarle al Villarreal más de dos goles, por lo que los cuatro recibidos en Sevilla es una de las mayores goleadas de la temporada.

 

El nombre propio y la gran duda del Villarreal para este encuentro es la del portero francés Alphonse Areola, que ha viajado a este partido con problemas físicos al tener un leve esguince en el ligamento de su rodilla izquierda.

Este problema que le hace ser duda hasta el mismo día del partido, y que de confirmarse supondría una ausencia de peso, ya que Areola es sin duda una de las claves defensivas de su equipo. Su sustituto sería Sergio Asenjo, quien regresaría al equipo un año después de lesionarse.

Los que no han viajado por lesión son los ya habituales Samu García, Jonathan Dos Santos, Mateo Musacchio y Jaume Costa, mientras que la novedad en la lista es la presencia del joven Alfonso Pedraza, que se suma a la lista de veinte convocados.

Con todo ello el posible once que puede alinear Marcelino estaría formado por Areola o Asenjo como porteros y con una línea defensiva con Mario Gaspar, Bonera, Víctor Ruiz y Rukavina en defensa. En el centro del campo estarían Bruno Soriano y Manu Trigueros, acompañados por Denis Suárez y Samu Castillejo en las bandas, para jugar con Roberto Soldado y Bakambu o Baptistao en ataque.

Alineaciones probables:

Bayer Leverkusen: Leno; Henrichs, Papadopoulos, Tah, Wendell; Kramer; Calhanoglu: Bellarabi, Brandt; Chicharito y Kiessling.

Villarreal: Areola o Asenjo, Mario, Bonera, Víctor Ruiz, Rukavina; Bruno, Trigueros, Denis Suárez, Castillejo; Soldado, Bakambu.

Árbitro: William Collum (ESC)

Campo: BayArena

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!