Horarios

Sáb.Ago.07 5:55 PM EDT
Dom.Ago.15 1:30 PM EDT
Mié.Ago.18 9:00 PM EDT

Borussia Dortmund y Liverpool igualan en la Europa League y todo se definirá en Anfield

DORTMUND, Alemania.- El Borussia Dortmund y el Liverpool empataron a uno en la ida de los Cuartos de Final de la Europa League en un partido cuyo morbo principal fue el regreso de Jürgen Klopp al Westfalenstadion.
 
La primera parte tuvo un solo dueño, el conjunto local. Aunque en los primeros veinte minutos el juego se concentró más en el centro del campo y las ocasiones en las áreas fueron escasas, el Dortmund se sentía más cómodo con el balón y trataba de penetrar por todos los rincones de la cancha.
 
Ambos equipos comienzaron presionando la salida del rival justo en las narices del área. Al conjunto alemán le funcionó un poco mejor y el Liverpool pasó dos grandes apuros.
 
 
El Liverpool fue cediendo poco a poco la batalla y la posesión aumentó drásticamente para los de amarillo y negro. Henrikh Mkhitaryan, Marco Reus y Pierre Emerick Aubameyang dispusieron de claras ocasiones, pero la defensa visitante siempre se las compuso para tapar in extremis.
 
Pero cuando parecía lo más improbable de ocurrir, Divock Origi recogió una pelota cedida por James Milner, se coló en área y sacó un disparo raso que Roman Weidenfeller jamás llegó a detener.
 
Entonces la presión del Dortmund comenzó a ser mayor. Al Liverpool no le quedó más remedio que meterse en su propia área y tratar de salir en aislados contragolpes. Pero justo en la última jugada de la primera mitad el Liverpool estuvo a punto de golpear otra vez, pero ahora Weindenfeller sí llegó a tapar el remate de Origi.
 
Tras el descanso tanto Jürgen Klopp como Thomas Tuchel realizaron modificaciones. Joe Allen reemplazó al lesionado Jordan Henderson en el equipo visitante mientras que Nuri Sahin entró en el lugar de Erick Durm en el local.
 
El Borussia Dortmund regresó a la carga nada más iniciarse el complemento. Volvió a presionar bien arriba y aprovechó la enorme torpeza de Mamadou Sakho en la salida para conseguir un tiro de esquina. El Liverpool volvió a demostrar sus grandes carencias en el aire y Mats Hummels ganó fácilmente en el área para decretar el empate.
 
Pero el Liverpool no se cruzó de brazos y respondió inmediatamente. ¡Y de qué manera! Weindenfeller ahora tuvo que exigirse aún más en remates sucesivos y la paridad continuó en el marcador. Le tiraron desde todos los costados, pero todas las atajó.
 
El partido transitó entonces en un espacio de más actividad en el centro del campo, pero sin tanto asedio para los arqueros. La verticalidad no cesaba en ambos conjuntos, pero ya no era tan intensa.
 
El Liverpool fue calmando poco a poco la intensidad del Dortmund, aunque eso también los limitó a ellos. Corrieron el riesgo de apostar por irse a casa con el empate para resolver la eliminatoria el próximo jueves.
 
En la última media hora ambos conjuntos le bajaron el ritmo el encuentro y todo transcurrió en modo estático. Se reservaron físicamente para sus compromisos ligueros del domingo y el partido de vuelta en Anfield.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!