Argentina entró a terapia intensiva por “messidependencia”

BUENOS AIRES, Argentina.- La noche de este jueves en el Estadio Monumental de Núñez fue triste y frustrante tras la derrota de la Selección Argentina de 0-2 ante su similar de Ecuador, en la Primera Fecha de las Eliminatorias Sudamericanas Rumbo a Rusia 2018.

ARGENTINA NUNCA HABÍA PERDIDO CON ECUADOR EN EL MONUMENTAL. FOTO: GETTY IMAGES

Un hecho que quedará en la memoria del fútbol mundial, ya que las consecuencias fueron lamentables para la historia del que actualmente es el representativo número 1 según el último ranking de la FIFA.

Su máximo referente, el delantero del Barcelona, Lionel Messi, se perdió por lo menos los dos primeros compromisos de su equipo en el torneo clasificatorio para la próxima Copa del Mundo ante la “Tricolor” y Paraguay de este mes, debido a una rotura del ligamento colateral interno de la rodilla izquierda que lo alejará de las canchas de siete a ocho semanas.

 

Paso a paso, sigo recuperándome bien para volver más fuerte. Quiero aprovechar para mandar un abrazo grande y mucho...

Posted by Leo Messi on Jueves, 8 de octubre de 2015

El “factor Messi” dejó a su equipo mermado, pese a la calidad que tienen sus compañeros, que esperaban suplir la ausencia del jugador "Culé". Dicen que nadie es indispensable pero el entrenador de la escuadra argentina, Gerardo “Tata” Martino, alguna vez dijo que “si perdemos dirán que es porque faltó Messi”.

 

MESSI SE HA PERDIDO 33 PARTIDOS CON LA SELECCIÓN ARGENTINA. FOTO: GETTY IMAGES

Y es que el rosarino es prácticamente una “costumbre” en la actual idiosincrasia Albiceleste desde la era de José Pékerman, quien lo debutó hace 10 años.

Desde el 17 de agosto de 2005 (partido amistoso ante Hungría), día en que Lionel se estrenó con la mayor, ha jugado 105 partidos, 66 de ellos oficiales, números que lo tienen como el cuarto jugador con más partidos disputados con la selección, por debajo de Javier Zanetti, Roberto Ayala y Diego Simeone.

“La Pulga” sólo se ha perdido 33 partidos, 16 por lesión, 12 por convocatoria de jugadores locales y cinco por compromisos con su club.

“El enfermo”, el seleccionado argentino, quien no estaba del todo mal, llegó motivado para remediar los males que le significaron perder la final del Mundial de Brasil 2014 ante Alemania y la final de la Copa América de Chile 2015 ante “La Roja”. Sin embargo, todo colapsó y Argentina entró a terapia intensiva.

El equipo de Gerardo Martino empezó a toser al carecer de contundencia en los primeros minutos, donde los disparos de larga distancia de Javier Mascherano y Facundo Roncaglia fueron insuficientes ante la efectividad del arquero visitante Alexander Domínguez.

La labores defensivas de Walter Ayoví, Frickson Erazo y Cristian Novoa desmotivaron a Javier Pastore y Ángel Correa, que nunca se encontraron cómodos para darle profundidad al subcampeón del mundo. El equipo se ponía pálido, ya que el 54.5 % de las acciones se llevaron a cabo en medio campo, donde Miller Bolaños era el que tenía la estafeta de liderazgo.

Pero el equipo argentino entró en crisis cuando el suplente de Messi, hasta en el número, Sergio “Kún” Agüero, salió a los 23 minutos por una lesión, dejando el campo del Antonio Vespucio Liberti sin un “10”, la esperanza que el fútbol tiene para crear esperanzas, jugadas ofensivas, el número que nos hace recordar a otro "grande", a Diego Armando Maradona. El atacante del Manchester City, quien había anotado cinco goles el pasado fin semana en la Premier League, no pudo con el peso que Messi está acostumbrado a tener encima.

Carlos Tévez, otro querido por la afición argentina, entró en su lugar al terreno de juego para ser el héroe, pero todo quedó en eso, en un deseo.

12 remates a puerta, seis de fuera del área, tres provocados por la ansiedad de Ángel Di María y tres en juego aéreo con destino al “Apache” fueron los números finales de una Argentina sin idea y sin generación de juego, virtud de Messi. El enfermo perdía la respiración.

Los males se agudizaron con el juego por la bandas de Jefferson Montero y Antonio Valencia, los errores defensivos de Argentina, la falta de experiencia de Correa y Ezequiel Lavezzi; este último que entró perdido para ser testigo del despertar de Ecuador a 10 minutos minutos del pitazo final.

En conclusión, el diagnóstico del médico confirmó la peor derrota en el Monumental desde el amargo 0-5 de la Colombia del “Pibe” Valderrama en septiembre de 1993 y la tercera como local en la historia de las Eliminatorias Sudamericanas (la otra fue ante Brasil en 2009 en Rosario).

BRASIL Y ARGENTINA NUNCA HABÍAN PERDIDO JUNTOS EN LAS ELIMINATORIAS DE LA CONMEBOL. FOTO: GETTY IMAGES

Quedaron atrás los 8 mil 68 días de invicto en la casa de River Plate, donde la Albiceleste cosechó 30 triunfos y 10 empates.

Con el respirador en la boca, esta Argentina extrañó a Messi en su peor momento, ya que el delantero del Barcelona es el segundo máximo goleador de la Albiceleste con 49 dianas, cinco menos que Gabriel Batistuta. Argentina generó el 24.7 % de las acciones del partido en el área rival.

La vida sin Messi es complicada, ya que “todos quieren tener a un jugador con los quilates de Messi y cuando no puedes contar con él, es evidente que el grupo lo siente. Hasta un conjunto como el Barcelona, que es el mejor equipo de los últimos años, llegó a tener messidependencia”, alguna vez mencionó el ex entrenador de la selección, Alejandro Sabella.

ARGENTINA VISITARÁ A PARAGUAY EL PRÓXIMO MARTES. FOTO: GETTY IMAGES