Horarios

El Mundial de Beach Soccer empieza el jueves en Portugal

¿Qué se puede esperar del Mundial Beach Soccer?

A horas del comienzo de la Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA Portugal 2015, FIFA.com analiza lo que puede deparar el torneo a través de cinco preguntas y respuestas.

Rusia, la gran candidata al título

Indudablemente, Rusia es la favorita. No sólo llega Espinho como bicampeona del mundo y con una racha de 12 partidos sin perder por el torneo, sino que además repite a 10 de los 12 futbolistas que se consagraron en Tahití. Allí demostraron que su hambre de gloria estaba intacto, y es de esperar que suceda lo mismo en esta oportunidad. Su presente es también alentador, luego de ganar días atrás la medalla dorada en los Juegos Europeos de Bakú, y eso a pesar de perder un partido en la fase de grupos.

"Esperemos no hacerlo peor que en los últimos dos mundiales. Somos uno de los favoritos de este torneo, pero no los únicos", avisó a FIFA.com el seleccionador ruso Mikhail Likhachev.

Brasil, España, Italia y Suiza persiguen la gloria

El lote de los grandes aspirantes a la corona mundial ha crecido en los últimos años, pero la historia del beach soccer siempre apunta hacia Brasil, ganador de cuatro de las primeras cinco ediciones del torneo. Pero las selecciones europeas también parecen tener esa mezcla necesaria de experiencia y juventud para desafiar los campeones mundiales: España, actual subcampeona del mundo y campeona de Europa, Italia, que viene de ganarle a Rusia en Bakú, y Suiza, con varias de las figuras de aquel equipo que fue segundo en Dubái 2009, cuentan con el material necesario para anotarse en la pelea. ¿Y Portugal? La dueña de casa es otra candidata, pero...

ARTÍCULO: Una guía para seguir la Copa Mundial Beach Soccer

La presión de Portugal

Si uno analiza a la anfitriona y se detiene en sus figuras, todo hace pensar que tiene con qué manejar la tensión que puede generar jugar ante su público: Madjer, Alan y Belchior suman 96 partidos y 140 goles en Mundiales entre los tres. Así, cuentan con experiencia de sobra para convertir esa presión en algo positivo.

"La afición es nuestro jugador número 13, y sin duda nos ayudará muchísimo. Esta modalidad le gusta cada vez más a la gente, que también la entiende cada vez más. Ahora tenemos que corresponder en la arena", dijo Madjer a FIFA.com.

La fría estadística, sin embargo, indica que sólo Brasil ha logrado ganar un título como local, aunque vale aclarar que falló en su primer intento, aquella edición inaugural de 2005, cuando perdió en semifinales justamente con Portugal.

Desde la última consagración brasileña en Río de Janeiro, allá por 2007, la suerte le ha sido esquiva a los anfitriones: tanto Francia en Marsella 2008 como Italia en Rávena 2011 no lograron pasar de cuartos de final, mientras que Emiratos Árabes Unidos ni siquiera superó la fase de grupos en Dubái 2009. Tahití, en cambio, logró nutrirse de esa energía positiva en 2013, cuando terminó cuarto.

 

México, posible sorpresa

Siempre. Japón fue un impensado semifinalista en 2005, mientras que pocos imaginaban a Uruguay finalista en 2006 y menos a la debutante México en 2007. Los cuartos puestos de El Salvador en 2009 y Tahití en 2013 también califican como sorpresas, y abren la puerta a otras selecciones a soñar con darle pelea a las potencias de la especialidad.

"Intentaremos ganar el título", dijo a FIFA.com Marco Octavio, quien disputará su tercer Mundial como seleccionador de Irán. "En la edición anterior alcanzamos los cuartos de final, donde nos eliminó con dificultades Rusia (5-6). Desde entonces, les ganamos a ellos y también a Brasil. Trabajamos a conciencia para estar entre los aspirantes", apuntó el técnico del Equipo Melli, que quedó encuadrado en el grupo más duro del evento junto a Brasil, España y México.

Senegal, Paraguay y Costa Rica arriban con aspiraciones similares. El goleador costarricense Greivin Pacheco, mundialista en 2009 cuando los Ticos perdieron sus tres partidos, también apunta alto pese compartir la zona con Italia, Suiza y Omán. "Difícil pero no imposible. No queremos ir otra vez pensando en competir, sino en hacer historia”.

Las estrellas del torneo

Hay mega estrellas que llevan años destacándose, caso el portugués Madjer, el brasileño Bruno Xavier y el ruso Andrey Bukhlitskiy, por citar sólo a algunos, y seguramente volverán a hacerlo en Espinho. Lo mismo sucede con futbolistas menos populares pero igual de constantes, como el iraní Mohammad Ahmadzadeh, el italiano Paolo Palmacci o el argentino Luciano Franceschini.

Entre las figuras ascendentes se espera mucho del español Llorenç, del brasileño Datinha, del japonés Ozu, del tahitiano Raimana Li Fung Kuee, del senegalés Babacar Fall y del paraguayo Rubén Morán.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!