Horarios

Argentino goleó a Paraguay

Martín Onti: Lo oculto tras los goles

Seguro que el resultado es un indicativo para acallar críticas y no dejarse engañar por la verdadera producción de Argentina sobre Paraguay en Concepción. Los seis goles que la escuadra de Gerardo Martino le termina endosando a la de Ramón  Ángel Díaz podría hablar, justificadamente y escudada en las estadísticas, de que lo que se expone a continuación es una falacia sobre el funcionamiento de uno de los finalistas de esta Copa América 2015.

La Selección Argentina jugó anoche en compañía de la fortuna, supo aprovecharse de variadas situaciones que usufructuó de manera positiva aunque la eficacia haya sido producto más de las circunstancias que de la sana búsqueda del triunfo. No se niega la victoria que acaba siendo merecida, pero, sobre todo, porque el destino que en ocasiones marca al juego así lo fue decantando a favor de la escuadra bicampeona mundial.

Con el gol de inicio, que anota Marcos Rojo en un balón que la suerte le regala a su bota izquierda, el encuentro queda decidido, más aún porque inmediatamente la merma de dos hombres importantes para el equilibrio anímico paraguayo, Derlis González y Roque Santa Cruz, que deben abandonar el campo con sendas lesiones, terminan afectando el desarrollo de gestión estratégica de los dirigidos por Ramón Díaz.

 

En la raíz de la propuesta futbolística, el planteo del ‘Tata’ Martino acepta errores de superposición espacial que sólo la genialidad de Lionel Messi puede sortear. A lo largo del certamen la ubicación de Javier Pastore ha servido más de tapón a la gestión del jugador del Barcelona, que de ayuda productiva. Los espacios naturales de Messi son hoy, en este equipo argentino, más del hombre del PSG francés que del rosarino, obligándole con esto al ‘10’ blaugrana a buscar zonas incómodas para armar el juego de Argentina. Incluso, y por fortuna para ‘La Pulga’, en varias ocasiones su retrasada posición en el terreno le hicieron perder balones que pudieron ocasionarle situaciones de gol a Sergio Romero que hablan como justificación de lo que pretendo remarcar.

Argentina se equivoca, quiero decir, Gerardo Martino se equivoca, en colocar a un muy buen jugador como Pastore en una posición que termina condicionando el aporte de Messi y mermando las oportunidades de mejores llegadas sobre la portería adversaria, a pesar de los seis goles de anoche. Más aún si tenemos en cuenta el poderoso arsenal ofensivo de la Selección Argentina por las bandas y con hombres como Lucas Biglia y, un cada vez mejor futbolista, Javier Mascherano en el mediocampo, sumándose además Pablo Zabaleta y Marcos Rojo por los laterales desde la zona defensiva.

 

La Selección de Chile de Jorge Sampaoli que puede llegar a no ser tan desafortunada como Paraguay en Concepción, les espera el fin de semana en el Estadio Nacional de Santiago aupados por una marea roja eufórica y deseosa de levantar el trofeo en casa. Allí veremos entonces la última verdad de esta Copa América.

Sígueme en Twitter en @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!