Horarios

El jugador de Chile, Arturo Vidal, anota un gol de penal ante Ecuador en la Copa América el jueves, 11 de junio de 2015, en Santiago. (AP Photo/Natacha Pisarenko)

Martín Onti: Comenzó la fiesta

MADRID, España.- Ya se dio el pistoletazo de partida a una nueva edición de la Copa América. Esta vez la Selección de Chile, con toda las esperadas reacciones de un país convulso socialmente, arrancó con triunfo local en la capital, Santiago, ante Ecuador, y sin estar ajeno a las huelgas de transporte presagiadas y a las protestas estudiantiles que intentan demostrar que, a pesar del fútbol -pan y circo para el pueblo- éste no está contento con lo que recibe.
 
En el fresco, más del alma que del clima sudamericano, este torneo se presenta como una alternativa para certificar que la Conmebol bien podría seguir haciendo sombra a la UEFA desde el aspecto deportivo, obligando en cierta manera a las selecciones del cono sur a presentarse con sus mejores figuras para justificar un creciente interés, desde la importancia económica, que busca la región.
 
Sin importar que una gran mayoría de los internacionales sudamericanos aún no han tenido tiempo de disfrutar el final de las ligas y torneos del Viejo Continente recién finiquitados, los conjuntos nacionales de mayor arrastre comercial, léase los anfitriones, Argentina, Brasil, y Colombia, van aclimatándose rápidamente, sin perder fuelle, al nivel que exigirá la justa más antigua del mundo a nivel de combinados nacionales.
 
La propaganda se hace con nombres del fuerte mercado europeo, y para ello nada importa que un gran número de jugadores que han estado desempeñándose en aquellos lares, Atlántico de por medio, hayan tenido que acudir de inmediato a Chile en señal de apoyo al deber del cumplimiento. Las urgencias devenidas del caso FIFA obliga a los seleccionados participantes, en cierta manera, a buscar este trofeo con mayor predisposición, exigida éste desde los escritorios para marcar un territorio que podría comenzar a estar en debilidad de liderato político.
 
Nombres para ver buenos espectáculos sobran en las escuadras candidatas. Lionel Messi y un frondoso listado en Argentina, Neymar capitaneando a Brasil, Arturo Vidal en compañía de Alexis Sánchez y Claudio Bravo en Chile, y James Rodríguez como estandarte de la Colombia de José Pekerman, nos hacen presagiar que entre ellos, con permiso de Uruguay, estará quien levante la Copa entre la Cordillera de los Andes y el Océano Pacífico.
 

 

Te invito a seguirme en Twitter:@Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!