Horarios

El jugador de Uruguay, Edinson Cavani, tercero desde la izquierda, discute con el jugador de Chile, Gonzalo Jara, derecha, en un partido por los cuartos de final de la Copa América el miércoles, 24 de junio de 2015, en Santiago, Chile. (AP Photo)

El erotismo escondido de Gonzalo Jara

La clave del triunfo de Chile 1-0 ante Uruguay en los cuartos de final de Copa América se llama Gonzalo Jara. No atinó un pase certero el jugador del Mainz 05, ni tampoco movió las redes, pero fue su erotismo escondido el que le puso punto final a Uruguay.
 
 
En un partido en el cual el juego limpio, el resonado "Fair Play", se fue de viaje, Jara aprovechó ese tinte de oscuridad para afectar al punto más fuerte y a la vez más vulnerable de los charrúas. Edinson Cavani llegaba al cotejo con un embrollo familiar tremendo, con su padre enfrentando a la ley tras, aparentemente, atropellar a un joven bajo un nivel inadecuado de alcohol mientras conducía su auto. 
 
 
Cavani, estelar del Paris Saint Germain, ya se veía agitado desde el vamos. De hecho, al minuto 29 ya recibía amarilla por increpar con su enorme físico y empujones con el pecho al referí brasileño Sandro Ricci. 
 
 
Fue un juego ríspido, Chile hizo 16 faltas y Uruguay 18, pero el clímax se vino al 63', cuando Jara aprovechó su condición de defensa y a escondidas puso, o intentó poner, al menos un dedo entre las nalgas de Cavani. La reacción fue inmediata, el espigado uruguayo tocó con algo de violencia el rostro del perpetrador y esa fue la parte de la historia que sí vio Ricci. 
 
 
Para el árbitro, lógicamente, nada más hubo abuso por parte de Cavani, quien luego rogó por dejarse escuchar. Jara se hizo el muerto, el golpeado, al tanto que sus dedos quedaban aderezados con el aroma de la trampa que, indefectiblemente, siempre huele a desecho. 
 
 
CONMEBOL aún no se pronuncia, pero si bien es cierto que Uruguay ensució la cancha en este partido, no deja de ser cierto que Jara merece igual o mayor sanción. 
 
 
Tanta campaña por el juego limpio y de pronto un jugador que viola la normalidad y juguetea con una parte privada del contrario, gana que su equipo termine en ventaja. Eso huele muy mal y toca revisarlo
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!