Horarios

Alexis Sánchez evocó a Panenka y le dio la Copa América a Chile

SANTIAGO, Chile.- El riesgoso y lucidor estilo para tirar penales de Antonín Panenka, con el que el jugador le dio la Eurocopa a Checoslovaquia en 1976 y que consiste en picar tranquilamente el balón hacia el centro de la portería, otorgó un título por segunda vez en la historia, pero no en cualquier estadio, no en cualquier equipo ni en cualquier competencia. Esta vez Alexis Sánchez fue quien invocó el lujo y el drama de este cobro, justo en el tiro decisivo de la tanda de penales, en la final de la Copa América que daría por primera vez el título a su país.

Hoy Chile hizo historia al coronarse en el certamen continental. Y de qué manera: todo el país de Los Andes estuvo expectante en el penal decisivo a favor de su equipo. Argentina había fallado dos y si el siguiente tirador de “La Roja” acertaba, Chile levantaría por primera vez la Copa América, y lo haría nada menos que en su casa, con su gente, en el estadio más importante del país, frente a 47 mil gargantas listas para corear a todo pulmón el gol más importante de su historia.

No había mañana, era ahora o nunca.

Alexis Sánchez se acercó al balón. Tomó el aire que sus compatriotas no. Exhaló fuerte. Miró a la derecha del portero, luego al manchón penal. Se concentró en el balón. Arrancó y corrió cinco pasos. En ese momento, el temple de Antonín Panenka hizo su aparición en el botín derecho del chileno, quien pateó tranquilamente como si de un entrenamiento se tratara y colocó el balón en el fondo de las redes.

Fue sólo una décima de segundo el tiempo que tardó el esférico en perforar la meta, pero a veces eso es lo único que se necesita para detener la respiración de toda una nación.

Lo demás fue pura alegría y festejo para los chilenos. Cumplieron el sueño y se dedicaron a gozar que estaban más despiertos que nunca.

FOTO: Getty Images

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!