Las “capitanas” del Clásico Alemán