No tuvo piedad Mark Reyes y le propinó tremenda paliza a Niko Browne, en el segundo round, logrando tremendo knockout.