Matías Almeyda se convirtió en el timonel revelación de este año, en el que a pesar de los descalabros le dio su estrella 13 a las Chivas, mientras que Jémez fue el más odiado del Fútbol Mexicano.