Horarios

Martín Onti: El "indiecito" Solari

MADRID, España.- Eduardo es su padre. Jorge su tío. Ambos jugadores y entrenadores que guiaron cuidadosamente la carrera futbolística de Santiago Hernán Solari, el por ahora técnico del Real Madrid. Si alguien ha tenido la suerte de conocer al padre y al tío, de seguro no se podrá equivocar al afirmar el origen humilde, trabajador y honrado del ‘Indiecito’.

La vida de este deporte tan popular es así de sorpresiva, de increíble y cruel en ocasiones. De repente le sucedió a entrenadores tener que asumir un rol inesperado, por más que se lo sueñe a diario, de tener que responsabilizarse de situaciones sin un planteo previo y demostrar en poco tiempo si se está en condiciones de desempeñar a la altura de las circunstancias un encargo por estar en el lugar indicado y en el momento indicado.

Esto es lo que le ha pasado a Santiago Solari. Una historia particular de la que no recuerdo se haya producido en una institución de ‘paladar negro’ como es el Real Madrid. Lo más cercano y similar que se me viene a la cabeza es la asunción de Josep Guardiola en el reciente Barcelona de las 6 copas, pero con la salvedad de que el hoy estratega del Manchester City ya era parte de un ‘complot laportiano’ programado y trabajado con medido tiempo de anticipación.

Bien, puesto en perspectiva el caso del que podría ser el nuevo técnico titular de la entidad de Florentino Pérez, muchas son las coincidencias para que la continuidad sea definitivamente una realidad. Desde hace un par de temporadas -lo hemos destacado con anterioridad- el Madrid, con su presidente a la cabeza, se han encomendado a una política diferente a la esperada en cada inicio de temporada. Los gastos han sido más cuidadosos y la austeridad ha primado sobre la exorbitancia que predominaba, y aún predomina, en el fútbol de élite.

La opción casera no es una elección menor a tenor de lo visto, y muy a pesar de que los 3 partidos en que Solari condujo al campeón de Europa sus rivales hayan sido casi ilustres desconocidos en el firmamento del balón de clase alta. Ni el Melilla, el Valladolid  y el Viktoria Plzen en Copa del Rey, LaLiga y la Champions League respectivamente son adversarios para medir la ecuación futbolística, pero sí la anímica, y eso es lo rescatable.

A partir de aquí, todo es posible. El ‘Indiecito’ Solari ha demostrado que está a la altura de las circunstancias que va enfrentando. El manejo de la situación es la apropiada al momento actual. Su compromiso va de la mano de la prudencia en este tipo de tensas alternativas. Sus pasos respetan un protocolo de tiempos que exigen códigos que cumple sin que le tiemble el pulso y el respeto correspondiente va acompañando su dedicación sin contratiempos.

En fin, que dos horas, dos días, dos semanas o dos meses, bien pueden transformarse en eternidad con el devenir de los buenos resultados y de un vestuario bajo control.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!