La banda estadounidense se hará presente en el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta, el próximo 3 de febrero.