El estratega del Arsenal, equipo que ha perdido cuatro de sus últimos cinco partidos, mencionó después del duelo ante el West Bromwich que el árbitro no protegió a Alexis Sánchez de los golpes que recibió.