El técnico de Tigres y la Selección Mexicana tuvo un recibimiento especial en Monterrey y abordo de su lujoso Ferrari rojo.