El presidente del Real Madrid dejó clara la postura de su club y es un categórico no a jugar partidos fuera de España.