Horarios

Martín Onti: Son solo 18 años

MADRID, España.- Cuando se tienen 18 años uno comete una inusitada cantidad de equivocaciones que están medianamente permitidas en nuestras mentes. Quizás por la ausencia de concienciación se hacen y se dicen cosas que al ser revisadas en la plenitud de nuestros días nos provocan estupor, pero claro, por entonces, nadie más que nosotros mismos tenemos la verdadera dimensión del desparpajo que cometemos en ese momento.

En cierta manera debemos aceptar que esto es ley de vida. Se me ocurre que es la única forma de comprender a veces lo que se pregona en voz alta cuando las testosteronas necesitan expresarse y se abre la boca más grande de lo que la tenemos, cuando las urgencias acosan sin saber el porqué y, sobre todo, cuando no hay una persona mayor, adulta y responsable que sepa guiarnos en una senda que desconocemos por falta de experiencia, esa de la que adolecemos por lógica temporal.

Pues bien, escuchando atentamente una entrevista que el periodista español Manu Carreño le hizo recientemente a Vinicius Júnior todo esto saltó de repente a escena. Las palabras del carioca me hicieron recordar hechos paralelos en circunstancias similares y analizar declaración por declaración de noveles futbolistas que devinieron luego en cracks, para poder hacer pié en la del jovencísimo delantero brasileño del Real Madrid y tener una perspectiva fundamentada para una opinión.

Repito, y lo he dicho ya muchas veces, que Vinicius me parece un valiosísimo diamante por pulir. Dueño de una velocidad con dominio del balón exquisito, con una actitud propia de un gran atleta y un dribbling excepcional que va mejorando su visión de juego en escala ascendente, pero, que todavía le falta mucho para ser un futbolista inigualable, incluso sólo uno de esos que se sientan hoy a la mesa del francés Antoine Griezmann.

El círculo cercano a Vinicius, esos que dicen quererle y cuidarle, debería saber que la prudencia es la capacidad de pensar ante ciertos acontecimientos y evaluar los riesgos posibles a que estos conducen cuando la realidad no es todo lo certera que se piensa. 

Tirando de hemeroteca tan antigua como la de la época de Don Alfredo Di Stéfano hasta la, digamos, moderna y actual de Lionel Messi y pasando por la de Pelé y Johan Cruyff, no recuerdo haber leído, o escuchado, nada parecido a lo de Vinicius Júnior con Manu Carreño a su edad… a menos que el periodista haya manipulado la situación para darle mayor rating a su programa radial. En tal caso, ya estaríamos hablando de otra cosa.

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!