Horarios

Barcelona

Martín Onti: El estilo del Barça

No hace mucho veíamos el triunfo del Barcelona en Arona, en Tenerife, con motivo de un torneo internacional de juveniles -alevines- que allí se juega entre equipos de todo el mundo. Niños en edad de crecimiento ejerciendo de figuras representativas de grandes y reconocidas entidades futbolísticas como el Borussia Dortmund, la Juventus, la Roma, el Paris Saint-Germain…, sumados estos a los equipos locales que semanalmente vemos en España.

En principio, no se hacía tan curioso ver desplegarse a los chavales azulgranas de modo similar a lo que lo hace el conjunto de Ernesto Valverde cuando se mueve en el terreno de juego regularmente. Quizá, por la costumbre, uno no lo destaca sino en el archivo de la memoria muda, aquella que no lo expresa de inmediato porque ya lo tiene visto, porque no es novedad ver un estilo repetido con éxito al no considerarlo asociado a la diferencia de edades, prácticas y proyecciones.

Leyendo un artículo de Xavi Hernández hace poco, repasándolo en el recuerdo, me tengo que forzosamente remitir a sus palabras con respecto a una escuela de juego que se respeta en La Masía, y desde ese modelo deducir el porqué de este presente culé.

Anoche veía en el Camp Nou el partido de vuelta de octavos de final entre el Barça y el Celta de Vigo y ese estilo asociativo vino inmediatamente a mi cabeza. De repente no hubo distinción de movimientos entre los alevines de Arona y los mayores capitaneados por Andrés Iniesta. La esencia del juego del FC Barcelona fue lo que se distinguía por sobre todo. La memoria de un proyecto ejecutado, casi con devoción, nos sirve para destacar una identidad asumida hasta por la clase magistral de Lionel Messi.

Cuando uno analiza los pequeños detalles en cualquier equipo del mundo, significa mucho. Quiere decir que la raíz cumple con la exigencia futbolística requerida para ese equipo. Establece que a partir de encontrar esa comunión identitaria, el árbol crece fortalecido en su tronco y lo demás es poner atención al desarrollo de los ramales que del mismo salen para aceptar que a Ousmane Dembélé le llevará un tiempo prudencial entrar en esa estructura institucional.

Espero haberme expresado bien para que la comprensión del significado de ese estilo que tiene y respeta el Barcelona pueda ser entendido. Las bases están ya tan fortalecidas que no hace falta más que mirar a nuestro alrededor para evaluar y aceptar el exitoso presente del Manchester City de Josep Guardiola, donde un altísimo porcentaje de colaboradores del ex técnico catalán provienen del universo blaugrana.

No significa esto que haya que asirse al estilo del Barcelona como modelo mandatorio, ni que critique a los demás clubes por no seguirles. Simplemente se trata de destacar una disciplina estratégica, con un respeto a una táctica ejercida por gente que pone su técnica individual al servicio de un ideal que consigue buenos resultados y que son convincentes para ellos. 

La identificación con una conducta de trabajo para conseguir lo que se pretende en cualquier orden, es la piedra basal de los logros. A lo mejor hay quienes no están, aún, enterados de esto y no estaría mal recapacitar en este punto.

Martín Onti

Tags: