Horarios

Vie.Mar.01 11:35 PM EST

Martín Onti: "El alemán Ter Stegen"

MADRID, España.- La intensidad es igual para todos los clubes en esta etapa de la temporada, digo esto para salvar excusas que puedan anteponerse desde el punto de vista futbolístico. Con este parámetro tenido en cuenta, nadie podría decir que los rivales del Barça se ven favorecidos por circunstancias especiales en el devenir de LaLiga, sino casi lo contrario.

Ayer hacíamos hincapié en que la espera de este encuentro en Bilbao era crucial para lo que resta de campeonato. Si todo continúa en la dirección que las últimas semanas han deparado a la liga española, el análisis y los hechos son cada vez más reconfortantes para el Real Madrid y preocupantes para el conjunto que dirige Ernesto Valverde.

La remontada de los de Santiago Solari hasta acortar diferencias, ahora asequibles para ser descontadas camino al título, tienen sus razones justificadas desde distintos ángulos. Lo real de las estadísticas y lo ficticio de lo intangible a nivel sensorial, podrían comenzar a jugar a favor de la entidad madrileña a partir de ahora.

Se sabe, nadie puede quedar sorprendido por ello, que la fuerza moral de uno y de otro, del primero y del segundo en el torneo tras los juegos disputados en la fecha, son dispares. El Real Madrid es un grupo compuesto de gente con mayor énfasis en lo espiritual, en levantarse de situaciones comprometidas y superar momentos adversos. El Barcelona es, en este sentido desde la partida de Carles Puyol, lo opuesto a los de Chamartín. La comparación no admite mentiras y la razón de los números y los hechos están allí como justificativos.

Decíamos ayer también, que si hay alguien que inquieta al Barça como competencia directa en búsqueda de un objetivo, ese es el Real Madrid sin lugar a dudas. El miedo, si se admite esta consideración paralizante como tal, juega en contra de los culé por historia, y la confianza, excepto la de Ter Stegen, se desmorona ante esta sensación de complicada explicación sustancial y objetiva.

La percepción, que de eso se trata este contenido, pinta a dos instituciones en persecución de un logro, la obtención del título de liga precisamente, la cual, y de continuar en este camino, hará que esos 6 puntos que separan a catalanes de madrileños tras la jornada vigésimo tercera, puedan evaporarse sin que nos demos cuenta.

El resurgir físico de uno y la caída del otro en este aspecto, que es fundamental en el fútbol actual, se transforman en esenciales a esta altura de la temporada para entender la administración de emociones y, a partir de allí, del juego que puedan desarrollar para conquistar LaLiga.

En este punto, y no sólo desde lo anímico, surge un mejor Real Madrid que va a más física y futbolísticamente como equipo y un Barcelona que depende de la individualidad de un mermado Lionel Messi y de un espectacular y providencial, como esta noche en San Mamés, Marc-André ter Stegen, su portero alemán que le salvó de una casi segura derrota ante el Athletic de Bilbao.

Te invito a seguirme en Twitter @Ontifutbol

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!