Horarios

Iker y Kepa

Martín Onti: Donde dije Iker, digo Kepa

Sin duda, y por más que le pese al más acérrimo enemigo de Iker Casillas, el actual portero del Oporto ha calado tan hondo en el sentimiento merengue, que tantos pretendidos dueños de los tres palos del Real Madrid tras su forzado alejamiento del club, han debido luchar, y continúan luchando, en contra de su inmortalizado recuerdo.

El turno, es decir el último turno, parecería corresponder al vasco Kepa Arrizabalaga. En tal caso, una cláusula de rescisión de 20 millones de euros que el Madrid debería abonar al Athletic de Bilbao por el jovencísimo guardameta podrían no significar nada de cara a un prometedor futuro futbolístico para la entidad de Florentino Pérez sino, por el contrario, fortalecer la imagen de una institución que se basa en un aguerrido marketing a nivel comercial.

En mucho Kepa nos recuerda a aquel Iker que con cara de niño se apoderó de la portería blanca a partir de suplantar, por lesión durante el encuentro ante el Bayer Leverkusen germano, a César Sánchez. El hecho, historia pura, fue nada más y nada menos que en la final de la Champions League en Glasgow, donde aquella recordada volea de Zinedine Zidane le permitió al Real Madrid ganar ‘La Novena’ y a Iker Casillas ser por 16 temporadas y 510 partidos el indiscutible amo de la portería del club de sus amores.

Algunos rasgos físicos de Kepa con Iker nos llevan a identificarlos en ese aspecto, pero no debemos descontar de las aptitudes que les hacen similares en el juego, además de sus nombres de origen vasco. En el puesto ambos destacan por los mismos aciertos y se comparan de igual manera en los desaciertos. Reflejos, preparación física, visión del juego y don de mando entre los primeros; salidas apresuradas y mediocres intervenciones con los pies entre los segundos, les hace semejantes en sus curriculum vitae.

Sin embargo, más allá de toda esta confrontación de caracteres personales y destrezas competitivas entre Iker y Kepa, lo que resulta más destacable es la identificación con la tranquilidad y confianza que el aficionado blanco necesita tener en la portería del Real Madrid. Allí, en la importancia que contemplan la directiva y el cuerpo técnico para cubrir la portería blanca-por más silencios que existan de unos y apoyos incondicionales hacia Keylor Navas de otros- la imagen de alguien como el joven vasco se hace esencial para quienes suelen palpar con paladar negro a un ídolo en el exigente Santiago Bernabéu.

Martín Onti

Tags: