Horarios

El Real Madrid doblega al Athletic de Bilbao (1-2) y refuerza su liderato

BILBAO, España.- El Real Madrid se mantiene en la cima del campeonato español después de asaltar el fortín de San Mamés (1-2), un estadio donde solo había logrado ganar el Barcelona esta temporada. El cuadro blanco se llevó un partido emocionante y disputado ante un Athletic de Bilbao aguerrido que afiló el colmillo en el segundo tiempo pero no pudo evitar la victoria merengue.

Benzema adelantó al Madrid, empataría Aduritz y sería Casemiro quien sellaría un triunfo que permite a los de Zidane amarrar el liderato y aventajar, con un partido menos y a la espera de lo que haga el Barcelona este domingo ante el Valencia, en cinco unidades a los azulgrana.

 

No consiguió marcar Cristiano Ronaldo, alargando así su mala racha en el nuevo San Mamés hasta los cuatro partidos sin marcar en ese estadio, pero sí contribuyó con dos asistencias en los dos goles blancos. El luso sería, además, sustituido en el minuto 79 por Isco.

Los Leones salieron con todo, rugiendo desde el principio, intentando amedrentar con su intensidad a un cuadro blanco que veía cómo se reproducían las llegadas con peligro al área de Navas. 

Estuvieron cerca de festejar el primero los locales pero en varias ocasiones no terminaron de concretar con un remate certero con el que clavar sus garras. Fruto de ese mayor empuje inicial y de una presión adelantada, fueron creándose espacios en la zaga bilbaína en los que poco a poco repararían los blancos.

Pudo convertir Cristiano en el 9' pero tanta era la sed de gol que tenía el luso después de no haber visto puerta en ninguna de sus tres visitas anteriores al nuevo San Mamés, que se adelantó y quedó en fuera de lugar, por lo que el silbante anuló la diana. 

El Madrid crecía en el choque, en buena medida gracias a un Benzema incombustible, acaparando todo el juego, ofreciéndose, presionando, recuperando, y asistiendo. En este último caso, a Cristiano, quien no pudo aprovechar un preciso envío filtrado del francés después de que su remate cruzado acertara a atajarlo Kepa.

Tendría que ser él, el ariete galo, quien se haría cargo del primer gol del partido. Fue en el 25', aprovechando una asistencia de CR7 para, al primer toque, batir al arquero vasco con un sutil pase a la red. 

Ya en el segundo tiempo, salió con otro colmillo el Bilbao, que buscó desde el principio el arco del costarricense, sobre todo merced a un Iñaki Williams que evidenciaba una facilidad insultante para desbordar a quien se le antojase. La tuvo el propio Williams en el 62', pero su remate a quemarropa lo sacó Navas con una acción de puros reflejos. 

Solo tres minutos después consiguió hincarle el diente al Madrid. Centró Williams desde la derecha, al segundo palo dejó de cabeza Raúl García para que fuera Aduritz quien fulminara a Navas con un testarazo que supuso el 1-1. 

La respuesta blanca no tardó ni tres minutos. Una acción a balón parado condenó a los leones. Peinó Cristino en el primer palo y le cayó el cuero a Casemiro, quien contorló, esperó a que Kepa se fuera al suelo, precipitado, para encontrar el hueco y devolver la ventaja al Madrid con el 1-2.

No se vinieron abajo los locales tras el jarro de agua fría que supuso el segundo del Madrid y siguieron picando piedra en busca de un premio que no encontrarían. Así pues, victoria blanca que permite salir fortalecido al cuadro de Zidane de uno de los campos más complicados de España y extender, momentáneamente, su ventaja con su inmediato perseguidor. 

Tags: