El astro portugués ya había manifestado su simpatía por la Juventus meses antes de su traspaso.