Ya se marchó, pero pronto se enfrentará a sus ex compañeros y tendrá como rival a esa camiseta a la que nunca quiso abandonar.