Horarios

Un doblete del argentino ayudó a los Nerazzurri a darle la voltereta al cuadro del mexicano Héctor Moreno, que se quedó en la banca.

Mauro Icardi impulsa al Inter que vence a domicilio a la Roma

ROMA, Italia.- El internacional argentino del Inter Mauro Icardi marcó un doblete determinante este sábado para la remontada de los milaneses en el campo del Roma, en un encuentro que terminó 3-1 con diana definitiva del uruguayo Matías Vecino.

El Inter salió ganador de un partido intenso, en el que el Roma se adelantó en la primera mitad gracias al bosnio Edin Dzeko y en el que golpeó tres veces al poste, antes de sucumbir ante los goles de Icardi y Vecino.

El argentino empezó lanzado la temporada, ya que las dos dianas de hoy se suman al contundente doblete con el que lideró la goleada del Inter ante el Fiorentina de la primera jornada (3-0).

El Inter empezó positivamente el duelo, combinó bien en el centro del campo liderado por el español Borja Valero y creó unas ocasiones peligrosas con Antonio Candreva e Icardi, pero fue el Roma quién logró aprovechar su primera oportunidad para adelantarse.

A los quince minutos de juego, Dzeko controló un pase al hueco del belga Radja Nainggolan y definió con un derechazo que no dio opción al portero esloveno Samir Handanovic.

Los "giallorossi" crecieron con el pasar de los minutos y rozaron el segundo gol con dos remates desde fuera del área que se estrellaron contra el poste, primero, del serbio Aleksandar Kolarov y, luego, de Nainggolan.

Los locales también fueron superiores durante los primeros veinte minutos de la reanudación, pero el partido cambió en el espacio de dos minutos, entre el 65 y el 67.

Perotti rozó el segundo gol con otro remate que impactó en el poste y 120 segundos después el Inter logró la igualada gracias a un derechazo de Icardi a pase de Antonio Candreva

Esa diana cambió radicalmente la inercia del encuentro y los milaneses completaron su remontada en el minuto 77, cuando Icardi firmó su doblete personal rematando un centro raso al suelo del croata Ivan Perisic.

La guinda a la gran noche del Inter llegó en el 87, cuando Vecino, fichado en esta sesión de mercado procedente del Fiorentina, sentenció el encuentro con la diana del definitivo 3-1.

Tags: