El portugués compartió en sus redes sociales una imagen provocativa en la que aparece posando para la cámara y solo una mano evita que se le vea todo.