El partido se estaba finalizando y Natalie Jacobs encuentra un regalo dentro del área de la RDP de Corea que transforma en gol y Estados Unidos aún tiene esperanzas.