La defensa de los Estados Unidos no pudo despejar el balón de su área y para colmo Katie Cousins con su brazo extendido comete penal, que Jon So Yon no transforma en gol.