En un juego de intensidad en la segunda parte, los croatas lograron igualar las acciones y en prórroga sellaron su pase a la final.