Inglaterra cerca de ampliar el marcador ante Croacia, ahora la tuvo Harry Kane que no pudo cabecear un centro peligroso.