El entrevistador lo miró a los ojos como si lo tuviera delante, pero se encontraba a miles de kilómetros de distancia.