Horarios

Bruno Silva (c) celebra con Luis Ricardo (d) después de anotar contra Nacional, jueves 10 de agosto de 2017, en partido del Botafogo de Brasil por la Copa Libertadores, en el estadio Nilton Santos de Río de Janeiro (Brasil). EFE

Botafogo clasifica a Cuartos de Final de Libertadores

MONTEVIDEO, Uruguay.- Cinco minutos le bastaron a Botafogo para ganarle a Nacional en su casa, clasificar a Cuartos de Final de la Copa Libertadores y dejar eliminado al equipo uruguayo. Los dos goles del equipo brasileño que sentenciaron el partido fueron anotados por Bruno Silva, cuando recién se disputaba el segundo minuto de juego, y por Rodrigo Pimpao, tres minutos más tarde.
 
 
Silva abrió el tanteador con un cabezazo muy bien colocado contra un palo, luego de un tiro de esquina. Pimpao, en cambio, anotó tras interceptar un pase fallido del defensa Agustín Rogel al portero Esteban Conde. El resultado global fue 3-0 a favor del club brasileño, que triunfó 1-0 en la capital uruguaya en el partido de ida con un gol de Joao Paulo.
 
Luego de los electrizantes primeros cinco minutos, Botafogo se dedicó a administrar su ventaja, tocar la pelota y buscar un gol de contragolpe que no llegó. En la segunda mitad de juego, el director técnico de Nacional, Martín Lasarte, acumuló delanteros en el campo de juego, pero su equipo nunca dio la sensación de poder revertir el resultado adverso. En el final del juego, el árbitro expulsó a cuatro jugadores: Nacional finalizó el juego con ocho jugadores y Botafogo con diez.
 
 
Cuando se disputaba el minuto 88 fue expulsado del defensor de Nacional Diego Polenta por golpear a un rival, luego de una jugada en la que los brasileños habían lucido toque de balón y sus hinchas gritaban “ole” desde las tribunas. Tras la expulsión de Polenta hubo discusiones y forcejeos, que provocaron la expulsión de Víctor Luis, de Botafogo, y Sebastián Rodríguez, de Nacional.
 
El juego se retomó con el “ole” bajando de las gradas y otro jugador uruguayo, Rodrigo Aguirre, también fue expulsado después de un nuevo golpe. El partido se disputó en el estadio Nilton Santos de Rio de Janeiro y el árbitro fue el colombiano Wilmar Roldán.

Tags: