Viktoria Lopyreva enmudeció al mundo en la inauguración del evento, pero unos días antes este crack se la llevó con él.