La selección de Chile recibe las medallas de subcampeón a manos del Presidente de la FIFA, Gianni Infantino.