Foto: EFE

Espanyol vence al Levante y alcanza los cuartos de la Copa del Rey

VALENCIA, España.- El Espanyol alcanzó los cuartos de final de la Copa tras remontar en el Ciutat de València (0-2) el 1-2 que encajó en su estadio ante el Levante, tras un gran partido en el que firmó un primer tiempo excelso y supo mantener con personalidad su renta en el segundo.
 
 
El Espanyol saltó al terreno de juego con las ideas muy claras de lo que debía hacer para contrarrestar el 1-2 de la ida y desde el primer minuto impuso su juego ante un rival inoperante, que en apenas media hora dilapidó una eliminatoria que a priori parecía encarrilada.
 
El conjunto de Quique Sánchez Flores se hizo con la pelota y jugó con paciencia, abriendo el juego por los costados, tratando de imponer velocidad en los metros finales.
 
En defensa, una buena presión de los 'pericos' les permitió inaugurar el marcador tras una recuperación de Gerard en campo propio, en la que el delantero habilitó en largo a su compañero Leo Baptistao, quien, solo ante Raúl, le batió con habilidad.
 
 
El Espanyol había conseguido abrir la eliminatoria cuando aún no se había alcanzado el cuarto de hora. El tanto reforzó el guión del conjunto catalán, que no cejó en su decidido empeño de ir a por la clasificación.
 
El Levante, carente de ideas, no conseguía jugar con fluidez y apenas llegaba con peligro al área de Diego López. Sólo dos errores del central Naldo crearon inquietud a la zaga espanyolista, pero el equipo local no supo aprovechar los regalos.
 
Un eléctrico contragolpe del Espanyol pudo suponer el 0-2, pero el zurdazo de Gerard fue repelido por el poste a la media hora de juego. Más fortuna tuvo el atacante catalán cuatro minutos después, al sacar provecho de una embarullada jugada en el área levantinista para marcar el segundo gol y dar la vuelta a la eliminatoria.
 
El Levante, con más corazón que cabeza, trató a base de acelerones buscar el gol, pero el Espanyol se mostraba muy superior y a punto estuvo de sentenciar la eliminatoria en el tramo final del primer acto, pero Leo Baptistao cruzó en exceso su disparo.
 
Juan Ramón López Muñiz aprovechó el descanso para realizar un doble cambio y dar entrar a dos jugadores ofensivos como Ivi y Boateng para tratar de cambiar la dinámica del partido y, sobre todo, dar mayor presencia en ataque a su equipo.
 
Lo cierto es que el partido se abrió más. Avisó por el Espanyol David López con un disparo lejano que obligó a lucirse al meta Raúl, mientras que el Levante replicó con un cabezazo de Jason al larguero, en la mejor ocasión de los valencianos, cuando apenas habían transcurrido cinco minutos de juego.
 
Ahí acabaron los sustos para el Espanyol, ya que a pesar de que el balón estuvo más tiempo en terreno catalán que en el local, el cuadro 'granota', muy nervioso, no encontró la forma de superar a un rival que no perdió nunca la colocación y taponó todos los caminos a su área.
 

Tags: 

¡Obtén lo mejor de telemundo deportes!