Horarios

No se quiere retirar y volvió a escoger a un exótico rival. Esperará el año en Japón dando puñetazos (o recibiéndolos).