Saúl Álvarez convivió con fanáticos que se dieron cita en el MGM Grand de Las Vegas, previo a su combate con Gennady Golovkin; promete quedarse con el triunfo.