Horarios

Era una pelea de exhibición, pero no terminó el primer asalto. Lo tumbó tres veces y el japonés acabó llorando.