El partido que nadie quiere jugar tiene sus memes